07 julio, 2015

Cleanse off oil de MAC




Muy buenos días... para variar un poco, hoy os traigo un producto de higiene facial que he descubierto hace poco pero del que estoy completamente enamorada...jejeje. Muchas de vosotras ya lo conoceréis, la verdad es que yo voy con retraso en el mundo del maquillaje y esas cositas. 
Aunque jamás me maquille en mi día a día, de vez en cuando sí que utilizo máscara de pestañas o eyeliner. Pero siempre he tenido un gran problema: el desmaquillante de ojos. He probado de todas las formas y colores...jajaja. Las toallitas húmedas me irritaban la zona de la ojera al frotar, las leches limpiadoras me dejaban restos de maquillaje, los desmaquillantes líqudos más de lo mismo... hasta que le pregunté a mi peluquera/maquilladora de la boda por algún producto eficaz y que no me irritase la piel, y me dio la solución a todos mis problemas: Cleanse off oil de MAC





Se trata de un aceite desmaquillador super efectivo y muy suave para la piel. Está formulado con ingredientes botánicos, como el aceite de oliva, de rosa y de semilla de soja (100% sin aceites minerales, que a veces pueden producir irritaciones y que se acumulen impurezas dentro de los poros). Basta con un pump de producto y un ligero masaje para retirar todo tipo de maquillaje, incluso las máscaras de pestañas a prueba de agua y maquillajes de larga duración. 




En contacto con el agua se emulsiona y se convierte en una loción ligera que se aclara fácilmente y no deja residuos grasos (os lo aseguro, jeje). Deja la piel suave y acondicionada, y gracias a la vitamina E, también protegida. 
Una vez desmaquillada, yo continúo con mi ritual de limpieza e hidratación, y la verdad es que no puedo estar más contenta con el aspecto de mi piel. Son tan sólo 5 minutos, así que... ¡¡se acabaron de excusas!! jejeje. 
Y vosotras, ¿habéis probado este producto? ¿qué os parece? Si no lo habéis hecho, os lo recomiendo profundamente...¡estoy segura de que os encantará! Espero vuestros comentarios y que os haya servido de ayuda este post. Un besito... ¡y hasta la próxima!